La importancia de las actividades extraescolares

Hoy hablamos de actividades extraescolares: qué son, qué papel desempeñan en el entorno educativo, los beneficios que tienen para nuestros hijos y los factores que debemos tener en cuenta a la hora de elegir a cuáles apuntarse.

Las actividades extraescolares son las que se realizan dentro o fuera de la escuela y no forman parte del currículo pero deben ser coherentes con el Proyecto Educativo del centro. Son las encaminadas a potenciar la apertura del centro a su entorno y a procurar parte de la formación integral de los alumnos y alumnas en aspectos como la ampliación de su horizonte cultural, la preparación para su inserción en la sociedad o el uso del tiempo libre. Estas actividades buscan la implicación activa de toda la comunidad educativa, de hecho, el papel que desempeñan en su organización las asociaciones de madres y padres tiene especial relevancia.

Las  actividades extraescolares son las que permiten una mayor participación de la comunidad educativa en la gestión, organización y realización, desarrollando valores relacionados con la socialización, la participación y la cooperación. Este tipo de enseñanzas extraescolares promueven en el alumnado un sentimiento de pertenencia al centro y al grupo, ayudan a que adquieran una mayor autonomía y responsabilidad con la organización de su tiempo libre y favorecen la autoestima en algunos alumnos y alumnas que en las materias escolares les cuesta alcanzar los conocimientos mínimos exigibles. Estas actividades extraescolares les dan la oportunidad de destacar con respecto a sus compañeros y compañeras de manera positiva y les ayudan a adquirir habilidades sociales y de comunicación. Son herramientas extraordinarias para nutrir la curiosidad, la sensibilidad, la creatividad, la cultura y el deporte.

Las actividades extraescolares pueden ser los espacios donde descubrir y desarrollar los talentos innatos de nuestros hijos, como dice Ken Robinson, educador británico. En esa variedad de actividades el alumno puede encontrar sus pasiones o sus habilidades, ya que en este caso por el contrario a lo que sucede en los centros educativos las materias no siguen una jerarquía, sino una deseo de descubrir nuevos conocimientos.

Todos tenemos una habilidad especial, pasiones y gustos que hacen que desempeñemos ciertas actividades de una manera excepcional, mucho mejor de lo que imaginamos. La causa del fracaso personal, es no descubrir tu talento y para ello es necesario conocer cuáles son tus habilidades”.

Otro aspecto importante es el que resalta el teórico Vygotsky en su teoría del Aprendizaje y desarrollo cuando relaciona el desarrollo de la imaginación con las experiencias vividas por el individuo.

“Cuanto más rica sea la experiencia humana, tanto mayor será el material del que dispone la imaginación del niño. De aquí la conclusión pedagógica de la necesidad de ampliar la experiencia del niño si queremos proporcionarle base suficientemente sólida para su actividad creadora.”

Además, según él, es precisamente la actividad creadora lo que hace que un individuo se proyecte hacia el futuro y  sea capaz de contribuir a crear y modificar su presente. Por lo tanto cuanto más numerosas y  variadas sean las exposiciones a los diferentes aprendizajes mayor será el desarrollo de su capacidad creativa. Las actividades extraescolares aportan nuevas experiencias, contextos y aprendizajes.

En conclusión, lo más importante a la hora de elegir las actividades extraescolares es seguir el criterio de buscar el desarrollo personal. Y para ello es preciso que otorguemos un papel importante al disfrute en el aprendizaje. Esa actividad extra no puede ser una carga. La calidad de las actividades, la capacitación de los  profesionales encargados de realizarlas y la convicción de que estamos trabajando para el futuro harán que las extraescolares sean un complemento perfecto para la formación de nuestros hijos.

Descubre por qué nuestras extraescolares son la mejor opción para tu colegio

 

Comments are closed.